jueves, 30 de diciembre de 2010

Así trata la Fundación O´Belen a los trabajadores (II)

A principios del año 2006, también apareció la noticia del despido de un trabajador del centro "Casa Joven Rey Juan Carlos", que la Fundación O´Belén tiene en Azuqueca de Henares (Guadalajara). En este caso, intentaron un despido disciplinario procedente contra el educador, pero tras una intensa campaña sindical, al menos se obtuvo el despido improcedente con la correspondiente indemnización.

La Fundación internacional O’Belen persigue a los trabajadores por su actividad sindical

jueves, 06 de abril de 2006
Desde la Fundación Internacional O’Belen (FIOB) se está hostigando y despidiendo a los trabajadores pertenecientes a los sindicatos, en un evidente caso de persecución sindical e ideológica.
Desde las pasadas elecciones sindicales, el acoso laboral y moral hacia los compañeros se ha convertido en una constante, con apertura de expedientes disciplinarios, cambios de turnos, horarios, etc.
Pero recientemente se ha producido un salto cualitativo en la situación con el despido de uno de los compañeros, persona que desde el principio ha demostrado una gran vocación y dedicación en su trabajo, no teniendo ninguna queja antes del despido (fue valorado muy positivamente por el equipo directivo de su centro) como demuestra el que fuera ascendido justo antes de presentarse como candidato en las elecciones sindicales. Por tanto, el despido no responde a motivos profesionales sino ideológicos, ya que se produce como consecuencia de haber decidido defender los derechos de los trabajadores. Estas prácticas represivas antisindicales, inadmisibles en cualquier empresa, son especialmente graves en una entidad financiada con dinero público.
La Fundación Internacional O’Belen se define a sí misma como una “entidad benéfica de carácter asistencial en el ámbito del menor y su familia” pero, en la práctica, tendríamos que hacer un acto de fe para creernos esto, ya que sus relaciones laborales no se basan en la profesionalidad buscando el máximo beneficio de los menores, sino en la sumisión total de sus empleados, mostrándose así como la peor de las empresas (algo totalmente incomprensible en una supuesta ONG sin ánimo de lucro, algo que a la vista de sus acciones hay que poner en tela de juicio).
Se ha comenzado una campaña de resoluciones en solidaridad con el compañero despedido que podéis encontrar en la página web www.elmilitante.org. No podemos permitir que despidan a un trabajador por luchar por sus derechos.
En defensa de los derechos laborales de los trabajadores.
¡No a los despidos en O’Belen!
¡readmisión ya!

Fuente: periódico El Miltante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada